“Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios” .

Mt.5,8.

 

Ramon Vargas

 

Estimada Comunidad Bonaventuriana,

Cordial Saludo de Paz y Bien en El Señor,

Este 14 de febrero, iniciamos la semana con la imposición de la ceniza, un tiempo especial de la Iglesia: La Cuaresma. Tiempo de reflexión, de oración, ayuno y penitencia, en cual nos invita a confrontarnos con Cristo y prepararnos a vivir plenamente su Triduo Pascual.

Por ello, la invitación es a prepararnos como comunidad bonaventuriana a la vivencia de este tiempo fuerte, unidos en la oración, por todas las necesidades de nuestra ciudad, región y nuestro país. De igual forma, la invitación es a realizar nuestro ayuno, pero a veces lo limitamos a abstenernos de comer alimentos específicos; este ayuno, debe ir más allá, éste debe ser encaminado a dejar esas actitudes nuestras que atentan contra nuestra vida como comunidad bonaventuriana.

Los invitamos a que, a partir del reconocimiento de nuestras limitaciones, poder seguir creciendo unidos como comunidad y seguir fortaleciéndonos en la vivencia de nuestros valores de este año: ciencia, transparencia y humildad.

Fraternalmente

Fray Eduardo Mendoza Fernández, OFM

Universidad de San Buenaventura Cartagena

Rector